Comunicado de respuesta a las agresiones en Barrilonia

Queremos compartir el comunicado que ha elaborado la Asamblea Transfeminista de Barcelona en respuesta y apoyo al Comunicado de la Vivienda de Barrilonia (que podeis leer entero al final de esta entrada) a raiz de las agresiones que tuvieron lugar en este espacio y del proceso en el que se hallan inmersxs.

“Como Asamblea Transfeminista de Barcelona queremos hacer llegar a la Asamblea de Vivienda de Barrilonia nuestro total apoyo, tanto en el comunicado que han emitido recientemente como en el proceso que llevan y han llevado a cabo a lo largo de todos estos meses lxs habitantes de esta casa.

No solo creemos necesarios estos procesos colectivos sino que creemos imprescindibles las acciones y reacciones en contra de las agresiones sexuales y sexistas perpetradas al amparo del sistema heteropatriarcal, se cometan donde se cometan.

Hartas de eufemismos, también queremos dejar claro que estamos muy cabreadas con la postura que ha decidido tomar el Centro Social de Barrilonia, dando su apoyo manifiesto a los agresores, siendo conscientes de las circunstancias y manipulaciones que han envuelto esta historia.

Nos parece inexcusable que un espacio que se erige como referencia del trabajo sobre la migración, la lucha contra la exclusión y la marginación, enclavado en pleno corazón del Raval, espacio de tránsito y de frontera interna, un centro social que se erige como enemigo del sistema capitalista heteropatriarcal, un espacio que se ve atravesado por luchas y opresiones absolutas, pueda sencillamente dejar de lado un eje fundamental de opresión como es el género y su concreción en agresiones sexuales y sexistas. Y no solo las ignore, las menosprecie y las invisibilice, sino que las perpetúe.

Estamos hartas de que nuestrxs supuestxs compañerxs de lucha se llenen la boca de sus hazañas contra las opresiones del sistema mientras, no solo las toleran, sino que las ejercen en su cotidiano e incluso las promueven en sus actitudes de cobardía y evasión. Hartas de que se escuden en compañerismos y ficciones políticas para proteger sus privilegios heteropatriarcales que perpetúan un binarismo de género que solo deja espacio para agresores y agredidas.

Nos da fuerza la valentía que ha demostrado la vivienda de Barrilonia, subvirtiendo el rol de sumisión y silencio al que se condena a quien se agrede, y nos da rabia y asco la posición tomada por el Centro Social.

Ante esto, solo nos queda una pregunta que hacemos extensiva a todxs ¿Qué lucha política podemos compartir con un espacio como este? “

 

Comunicado de asamblea de vivienda de Barrilonia ante las agresiones suscitadas en nuestro entorno:
“En todas partes se cuecen Habas
Desde el comienzo de la okupación de Barrilonia, en junio de 2009, han habido diversas agresiones sexuales y sexistas, cometidas por personas del entorno directamente cercano a la casa (CSOA) o que en aquel momento vivían ahí.  Desde la asamblea de vivienda de Barrilonia hemos tomado la decisión de hacer público lo siguiente:
Cesar Zúñiga, miembro del CSOA Barrilonia y del colectivo BArrikada Zapatista, agredió sexualmente en momentos diferentes del verano del 2009, a tres compañeras que vivían en la casa. En noviembre del mismo año las personas agredidas explicaron lo que había pasado en una asamblea de mujeres de casa.  En ese momento se decidió negarle a Cesar el acceso a la vivienda (que aunque no vivía en la casa, participaba activamente en la vida comunitaria de la misma)
Al comunicarle la decisión a Cesar, él reconoció el “acoso” a dos de las compañeras pero no reconoció la tercera agresión, más grave que las otras dos-si caben clasificaciones- dado el alto grado de confianza que había entre él y la persona agredida y teniendo en cuenta la situación de vulnerabilidad en la que ella se encontraba al momento de ser agredida (estaba dormida).  En una asamblea extraordinaria de vivienda se descubrió el doble juego que Cesar estaba llevando a cabo: por un lado admitía la tercera agresión delante de la persona agredida mientras que al mismo tiempo negaba los hechos a la gente de su colectivo (Barrikada Zapatista), tildando la medida de la casa de “complot político” e intentando así salvar su propia imagen y abrir la posibilidad de cuestionar la acusación de agresión.  Sólo a partir del momento en que quedó en evidencia esta jugada, él admitió todos los hechos.
Desde que se supieron las agresiones cometidas por Cesar, hubo diferentes posicionamientos dentro de la casa sobre el tema, tanto en relación a la respuesta que como colectivo de vivienda se había de dar ante las agresiones sexistas y sexuales, como a la posibilidad de abrir o no un proceso de dialogo con el agresor.  Lo que se asumió como un mínimo colectivo, es que Cesar no entrara en la casa, mínimo que se mantiene hasta el día de hoy.
Meses más tarde, en abril, Cesar hizo una petición escrita para compartir con la gente de la casa un proceso de reflexión sobre lo que había pasado, manifestando la voluntad que tenía de “reparar el mal” que había hecho.  Después de una reunión con él, se desestimó la posibilidad de realizar un proceso de reflexión conjunta, ya que no se vió que tuviese él una voluntad real de cuestionar sus acciones y actitudes, ni valorar la gravedad de la situación.  Teniendo en cuenta, entre otras cosas, que en la citada reunión él ponía como requisito para iniciar esta reflexión colectiva, su readmisión en la vivienda.
La organización interna de Barrilonia funciona de tal manera que el CSOA y la vivienda están gestionados por asambleas diferentes y totalmente independientes una de la otra (con pocas personas que formen parte de ambas) y actualmente estos dos espacios están incomunicados físicamente.  Así, Cesar está expulsado de la vivienda, pero al día de hoy continúa con su actividad normal en el CSOA.  La ausencia de posicionamiento respecto del tema por parte de la asamblea del CSOA es fruto del papel central y de poder del que Cesar goza en este espacio; así como de la falta de reflexión entorno a las agresiones sexistas y los roles de género por gran parte de personas que configuran el CSOA.
Hechos que le suponen la complicidad y el apoyo que le ha ofrecido y le ofrece la mayoría de la gente del CSOA.
La otra agresión que queremos mencionar, fue la cometida por parte de Khalifa, conocido en algunos movimientos sociales como “el Clandestino” cantante de hip hop antiracista.  A finales de septiembre de 2010 una habitante de la casa expuso a la asamblea de vivienda la agresión sexual perpetrada por parte de éste, abusando del momento de vulnerabilidad física en la que se encontraba la persona agredida y traspando los límites que ella estaba marcando.  La asamblea de la casa tomó la decisión de expulsarlo, siguiendo la línea en contra de las agresiones que estamos tejiendo.
La primera reacción de Khalifa fue negar los hechos y tomar una actitud prepotente y de negarse a escuchar sin querer entender la gravedad de la situación.  Unos días después Khalifa y la persona agredida se encontraron en la calle y él reconoció los hechos pero mantuvo su postura de no consideralo como una agresión.  Este encuentro derivó en una persecusión con amenazas por parte de él.  Esta expulsión tampoco fue bien recibida por una parte de la gente del CSOA que, empatizando con la figura del agresor y aucusando de racista la decisión tomada por la casa, llegaron a considerar en el mes de noviembre la posibilidad de darle techo en el local, aunque finalmente se desestimó.
Dado el largo y duro proceso que se ha vivido (y todavía continúa) en la casa en relación al posicionamiento que cada quien toma frente a las agresiones sexuales y sexistas, no es hasta hoy que se ha dado la situación de poder hacer público, como colectivo, toda esta historia a través de este comunicado.  Este proceso ha generado grave rupturas internas, conflictos sin marcha atrás y personas que han dejado la casa.  El principal motivo que nos lleva a hacerlo ahora es el compromiso político que asumimos haciendo que la información sobre lo que ha pasado circule y así posibilitar que las personas y colectivos que tienen posicionamientos de rechazo frente a las agresiones sexistas, sepan de estos casos y puedan tomar partido al respecto.
No queremos que la lectura de este comunicado se reduzca a la postura cómoda y simplista de condenar los hechos sin antes hacer una crítica en primera persona entorno a la manera de relacionarnos;  Lo que supone que se perpetuen actitudes similares a las que aquí hemos decidido NO TOLERAR.
En esta línea, algunas de las personas que hemos vivido el proceso desde la vivienda de Barrilonia estamos elaborando un material escrito de reflexión y análisis sobre cómo se han gestionado estas agresiones y los diferentes posicionamientos que han surgido dentro de la casa con intención de publicarlo más adelante.
Assemblea de Vivenda de Barrilònia
31 de desembre del dos mil deu

Pieza 7

[Itu_Medeak/Auro_Medeak] … maltrato, ¿no?

Anuncios

Una respuesta to “Comunicado de respuesta a las agresiones en Barrilonia”

  1. […] leer el texto entero aquí, seguido del comunicado de la vivienda de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: